15 de Febrero: Día Internacional del Cáncer Infantil

El cáncer es la primera causa de muerte en niños en los países desarrollados, sin embargo, gracias a los avances en las técnicas diagnósticas y en los tratamientos el número de supervivientes ha aumentado considerablemente.

Cáncer es un término genérico que designa un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del organismo; también se habla de «tumores malignos» o «neoplasias malignas». Una característica definitoria del cáncer es la multiplicación rápida de células anormales que se extienden más allá de sus límites habituales y pueden invadir partes adyacentes del cuerpo o propagarse a otros órganos, un proceso que se denomina «metástasis». Las metástasis son la principal causa de muerte por cáncer.
Los tipos de cáncer más comunes en los niños son: Leucemias 30%, Tumores del sistema nervioso central 22%, Tumores en el cerebro 20% y Linfomas: 13%.
La OMS mantiene una clasificación de los agentes cancerígenos a través de un órgano especializado, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC).
El consumo de tabaco y de alcohol, la mala alimentación y la inactividad física son los principales factores de riesgo de cáncer en el mundo y lo son también de otras enfermedades no transmisibles.
¿Cómo se puede reducir la carga de morbilidad por cáncer?
Entre el 30 y el 50% de los cánceres se pueden evitar. Para ello, es necesario reducir los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas de base científica. La prevención abarca también la detección precoz de la enfermedad y el tratamiento de los pacientes. Si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente, las posibilidades de recuperación para muchos tipos de cáncer son excelentes.