¿Qué es la Anemia ferropénica?

La anemia ferropénica ocurre cuando el cuerpo no tiene suficiente cantidad de hierro. El hierro ayuda a producir glóbulos rojos. La anemia por deficiencia de hierro es la forma más común de anemia.

Causas
Los glóbulos rojos llevan oxígeno a los tejidos del cuerpo. Los glóbulos rojos sanos se producen en la médula ósea. Los glóbulos rojos circulan por el cuerpo durante 3 a 4 meses. Partes del cuerpo, tales como el bazo, eliminan los glóbulos viejos.
El hierro es una parte importante de los glóbulos rojos. Sin hierro, la sangre no puede transportar oxígeno eficazmente. Su cuerpo normalmente obtiene hierro a través de la alimentación. También reutiliza el hierro de los glóbulos rojos viejos.
La anemia por deficiencia de hierro se presenta cuando sus reservas corporales bajan. Esto puede ocurrir debido a que: Usted pierde más glóbulos sanguíneos y hierro de lo que su cuerpo puede reponer, Su cuerpo no hace un buen trabajo absorbiendo hierro, Su cuerpo puede absorber el hierro, pero usted no está consumiendo suficientes alimentos que contengan este elemento, Su cuerpo necesita más hierro de lo normal (por ejemplo, si está embarazada o amamantando), El sangrado puede causar pérdida de hierro. Las causas comunes de sangrado son: Periodos menstruales frecuentes, prolongados o abundantes, Cáncer de esófago, estómago, intestino delgado o colon, Várices esofágicas usualmente por cirrosis, Uso prolongado de ácido acetil salicílico (aspirina), ibuprofeno o medicamentos para la artritis, lo cual puede causar sangrado gastrointestinal, Úlcera péptica.
Es posible que el cuerpo no absorba suficiente hierro de la dieta debido a:
Enfermedad celíaca, Enfermedad de Crohn, Cirugía de derivación gástrica, Tomar demasiados antiácidos que contengan calcio,
Es posible que usted no obtenga suficiente hierro en la dieta si Es un vegetariano estricto, Es un adulto mayor y no consume una alimentación completa.
Síntomas
Es posible que usted no tenga ningún síntoma si la anemia es leve.
La mayoría de las veces, los síntomas al principio son leves y aparecen lentamente. Los síntomas pueden incluir: Sentirse débil o cansado con más frecuencia de lo normal, o con el ejercicio, Dolores de cabeza, Problemas para concentrarse o pensar.
A medida que la anemia empeora, los síntomas pueden incluir: Uñas quebradizas, Deseo de consumir hielo u otras cosas que no son comida (pica), Sentir mareo cuando usted se pone de pie, Color pálido de la piel, Dificultad respiratoria, Dolor en la lengua.
Los síntomas de las afecciones que causan la anemia ferropénica incluyen: Heces oscuras, alquitranadas o heces con sangre, Sangrado menstrual abundante (mujeres), Dolor en la parte superior del abdomen (por las úlceras), Pérdida de peso (en personas con cáncer).